Posts Tagged ‘reparación auriculares’

Hasta los c****** del cable de los cascos

enero 22, 2013

Casi todos los auriculares me suelen cascar por el mismo sitio. Ora punto de inserción del cable con el jack, ora entrada del cable en los altavoces. Me estoy refiriendo a los típicos auriculares grandes, llamados auriculares circulares (no de los altavoces que se meten en el oído, denominados auriculares intrauriculares). En los de tipo circular el cable suele tener un solo punto de entrada para llevar la señal a ambos altavoces.

Siempre he sido muy defensor de los auriculares pequeños, no me molestan en las orejas, no ocupan casi sitio, y sobre todo no me arruinan el peinado 😉

El caso es que por motivos de aislamiento acústico ambiental, tanto en el curro como en casa, me tuve que pasar a los cascos grandes, para el caso, cuanto más grandes mayor es el nivel de aislamiento. Ahora bien, el precio que tienen este tipo de auricular es bastante superior a sus equivalentes pequeños. Al menos para calidades semejantes. Así que “duele” más cuando se empieza a joder el cable con las típicas fases. Primero empieza con pequeñas discontinuidades sonoras, intermitentes en una de las orejas. Luego la frecuencia de discontinuidad aumenta, llegando a molestar, es cuando uno empieza a tocar el cablecito, pronto ya le tienes pillado el truquito al cable y cuando falla lo mueves llevándolo a la posición en la que funciona. La última fase antes de comprar unos nuevos es cuando te duele el cuello de llevar la cabeza girada para que el cable se mantenga en su buena posición. Si el problema se da en la zona del jack, la cosa es menos dolorosa para el cuello, pero más letal para el auricular en si, ya que la manita va cerca del jack, dispuesta a encontrar y forzar la posición hasta encontrar una buena conexión. Durando menos tiempo que en el caso anterior. Otra molestia que se me quedaba en el tintero es que cuando empieza a fallar el cable de los c****** y está conectado a un “smartPhone” éste se empieza a volver loco por que piensa que le has conectado un manos libres o algo, de tal manera que empieza a hacer lo que le da la gana, desde pasar la canción hasta llamar a quien le rota.

Iba yo por el segundo par de auriculares circulares comprados y rotos, los últimos no me habían durado ni medio año (unos TDK de los baratos) me decidí a darle una solución al tema del cable. Con el primer par rotos (creo que no tenían ni marca, pero eran muy monos, sonaban realmente mal) ya había estado haciendo algún intento de remediar el tema, con el sistema de corta y empalma, pero es una solución muy cutre (voy a aprovechar los altavoces para adaptarlos a unos auriculares de museo que tengo por ahí). Hacía falta algo más contundente para solucionar el tema de los recientes caídos TDK. La solución fue independizar los cascos del cable, mediante la incorporación de un jack hembra en la parte de los altavoces y usar un cable con dos jacks machos. De esta manera cuando se me joda el cable, solo tengo que comprar uno nuevo y a correr.

La intervención es muy sencilla, y la lista de materiales se reduce a dos:

1- Jack hembra 3.5 mm con rosca

2- Cable jack 3.5 mm macho-macho

También es necesario un soldador, algo de estaño. Por si fuera necesario agrandar el hueco donde va a ir insertado el jack hembra en la carcasa del altavoz, o preparar el alojamiento interno, es muy útil una dremel. También queda la cosa de las conexiones muy apañada si se le pone algo de termoretráctil. Un poco de pegamento para fijar el jack hembra por dentro también está bien. Y para saber que cable soldar a que sitio y comprobar la continuidad un polímetro.

Con todo esto preparado ya solo queda abrir los cascos, desoldar el viejo cable, antes de esto toma nota de donde está soldado cada punto, conectando el viejo jack macho al nuevo jack hembra.

Preparas como puedas, con dremel o sin ella, el agujero para meter el jack hembra.

Solo queda soldar. Si los cables están individualmente recubiertos con aislante plástico, los lijas con cuidado hasta que salga “el preciado metal”.

En la siguiente imagen están los TDK desmontados, con el jack hembra colocado y los cables listos para soldar. Se puede ver el viejo cable conectando aún al altavoz.

IMAG0383

En esta otra ya está el TDK listo para su uso (son con los que estoy escuchando Impossible Germany de Wilco mientras escribo esto).

IMAG0385

La misma operación la realicé en los auriculares AKG de un buen amigo y colega de trabajo. Creo que con mejor resultado, ya que en este caso pude aprovechar el hueco que tenían para el cable, bastó con agrandarlo un poco. Dicho sea de paso la calidad y el acabado interno de los AKG supera con creces los de mis TDK (muy cutres en materiales y soldaduras).

Unas imágenes de este caso.

IMAG0413

IMAG0412

Hay marcas por ahí que incorporan esta solución en sus productos. Pero cuidado, por que el único ejemplo que he podido tener en mis manos, no me ha convencido en absoluto. Han realizado una modificación en la conexión tanto a nivel del jack macho como hembra, de manera que aunque cumplen el objetivo de poder cambiar el cable una vez se ha estropeado, están obligando al cliente a comprar uno no estándar, de manera que tienes que acabar en ellos cuando quieras cambiar el cable. Es más, dado lo amantes que son las empresas al ejercicio de la obsolescencia programada, es posible que si tardas mucho en reponer el cable ya no lo encuentres, por que “ya no lo fabrican. Ahora se lleva esto, oiga”.

Una solución a todo este problema del cable (algún iluminado me lo ha comentado) es unos cascos con bluetooth. Para gustos los colores, a mi no me terminan, primero el tema de las baterías, luego que solo los puedes usar con reproductores que tengan bluetooth, y por último los problemas de “pairing”.

Otro consejo es que no escatimes en gastos a la hora de comprar el cable con jack macho-macho, ya que los más baratos no duran nada.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: