Posts Tagged ‘Alan Turing’

Una pata de Gormiti

julio 9, 2012

Es una pata de Gormiti.

Es un Gormiti que se ha materializado en medio de un mundo. O es un mundo que se ha materializado en medio de un Gormiti.

La reflexión ya se la hicieron antes otros. Otras maneras. Chuang Tse y la mariposa.

Quizá la mariposa de Tse se planteara la misma cuestión antes que éste. ¿Como podría la mariposa dejar el legado de su reflexión? Quizá emitiendo una serie de hormonas que codificaran el mensaje.

“Yo una mariposa, anoche soñé que era un hombre que reflexionaba mientras caminaba tranquilamente a la sombra de los árboles. No era consciente de que fuera mariposa. Puede ser que sea en realidad un hombre que soñaba que era una mariposa.”

Quizá batiendo las alas, codificando el mensaje. Provocando un tsunami en alguna otra costa lejana, o creando una nueva estrella en alguna lejana galaxia, dentro de unos cuantos millones de años. ¿Pero que hombre podría decodificar ese mensaje de la mariposa? De la mariposa de Tse.

Puede que un Alan Turing del futuro. Uno que no se encontrara con las mentes obtusas de su tiempo. Esas mentes que salvó y las familias de las mismas. Las mentes que lo llevaron al suicidio, por que no fueron capaces de poder aceptar su preferencia sexual, su homosexualidad. Posiblemente esas mentes nunca llegaron a reflexionar, ni saber sobre las aventuras oníricas de una mariposa.

Me pregunto: cuántas mentes que deciden el destino de personas hoy en día siguen siendo obtusas.

Cómo, siendo personas, es posible olvidar, ignorar el sufrimiento de otros semejantes. Mirar para otro lado.

La mirada de un Turing del futuro.

Con su ojo cibernético. Un ojo dedicado a desencriptar mensajes, conectado a una parte mejorada de su cerebro. Como su predecesor, con el fin de salvar vidas y luchar contra la injusticia impuesta por sus semejantes. Enfrentándose al enigma del mensaje codificado de los genes que rigen mentes obtusas, de nuestro tiempo, del tiempo de Tse, de su tiempo. De las mentes que dirigen la mirada hacia otro lado, las que no son capaces de sentir empatía. El homusPsicopaticus.

Mentes obtusas, que teniendo los medios, no son capaces de salvar, en general, vidas.

Mentes vestidas.

M.G.M.

Mientras… en el primer mundo, equipos técnicos millonarios en departamentos públicos de investigación puntera acumulan polvo esperando a ser devorados por la avaricia de las mentes obtusas y egoístas, su tiranía tecnológica.

El ojo mejorado, por ejemplo el del Alan Turing del futuro, el que desencriptará el mensaje, saldrá de algún proyecto cibernético de fuentes abiertas. De una idea, de una acción basada en la cooperación, de los que no son obtusos y solo les queda el camino de la locura o el de la lucha.

El eterno retorno de lo idéntico.

“I saw the best minds of my generation destroyed by madness, starving

hysterical naked”

Hasta los genes, comparten, cooperan. Los genes no son egoístas. Pero solo cooperan, evolucionando y persistiendo los caparazones que son consecuentes al concepto mismo de la vida, la trasmisión de información, el código de la vida.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: